martes, 21 de agosto de 2012

Tarta Bebé

Esta es sin duda la tarta más especial que he preparado. Cada encargo es especial claro está y se le pone mucho cariño, pero no te implicas sentimentalmente tanto pues no sueles conocer en profundidad a esas personas.



Esta tartita la hice para celebrar que mi sobrino por fín salió del Hospital, si no recuerdo mal nació y permaneció allí alrededor de unas dos semanas y poco más.  Todos estabamos deseando de tenerlo en casa, de poder disfrutar de él sin horarios de 5 minutos. Viajabamos a una hora en coche cada fin de semana para poder observarlo solo eso, 5 minutos. Ni lo podíamos coger! Por eso os comento que para mí esta tarta significó mucho, pues fue para comerla allí en familia mientras el peque disfrutaba de su nuevo hogar.



Ahora que la veo después de haber hecho unas pocas de tartas más, veo que los colores no son los acertados, pues queda una tarta bastante apagada cuando debería de haber sido mas colorida y alegrre, pero buscaba tanto la tonalidad pastel que me pasé un pelín...



No sé como voy a llevar la cuenta y creo que cuando lleve unas 20 ni las seguiré contando, pero quiero deciros que esta fue mi cuarto trabajo en tartas fondant. Modelar el patuco me llevó lo mío, una vez cortado y demás no había manera de encajarlo, seguro que muchas de vosotras los pegáis con los ojos cerrados! os envidio!!!



Bueno espero que os guste, no es que sea nada espectacular, pero para mí fue algo muy especial ^^

Besos y hasta pronto!